Blog del presidente del CES Vasco

Consejo Económico y Social Vasco

Memoria de actividades

2017: Proyección y actividad en Europa

En el texto de presentación que he preparado para la Memoria de Actividades del Consejo Económico y Social vasco correspondiente al año pasado he querido resaltar la intensa proyección exterior que obtuvo el CES vasco en 2017. En febrero asumimos la presidencia de la Red Transnacional Atlántica, que reúne a a los consejos económicos y sociales u organismos análogos de las regiones atlánticas de Portugal, España, Francia, Reino Unido e Irlanda. Y la asumimos con la decidida voluntad de darle un gran impulso, algo que no hubiera sido posible sin la dilatada experiencia del CES vasco en el trabajo colaborativo transfronterizo, en especial, el que viene desarrollando desde tiempo atrás con el CESER de Nouvelle Aquitaine. El año pasado participamos e intervenimos activamente en dieciocho sesiones de trabajo exterior, sobre cuestiones muy diferentes. También ultimamos un interesante informe conjunto sobre innovación y transferencia de tecnología. Con todo, el trabajo conjunto desarrollado en el seno de la RTA que mayor repercusión obtuvo fue el informe “Propuestas de la sociedad civil para una mejor implementación de la Estrategia Atlántica de cara a la revisión intermedia de su Plan de Acción”. Como su propio título indica, reúne el conjunto de propuestas elaboradas por la Red Transnacional Atlántica que fueron presentadas en diciembre del año pasado en Bruselas, ante el Comité Económico y Social Europeo. Propuestas que despertaron un gran interés y que están sirviendo actualmente a las autoridades de la Comisión Europea en la evaluación y revisión del Plan de Acción de la Estrategia Atlántica. Como he subrayado en la introducción de la Memoria de Actividades 2017, el consenso y la seriedad de este trabajo de colaboración internacional ha convertido a la RTA en un interlocutor cualificado en cuantos foros deciden el devenir de la Europa Atlántica.

La prolija actividad exterior desarrollada por el CES vasco en 2017 no debilitó, ni mucho menos, la tarea consultiva que constituye la función troncal del CES. Los plenos, los estudios de iniciativa propia y las decenas de actividades de las diferentes comisiones que subdividen el trabajo diario del Consejo (comisión permanente, comisión de desarrollo social, comisión económica, memoria socioeconómica…) recogen la intensa labor que acredita fielmente nuestra Memoria de Actividades 2017.

BANCO DE LECHE

Banco de Leche

No pretendo descubrir algo que todos sabemos -que la leche materna es el nutriente idóneo para recién nacidos y lactantes durante los primeros meses de vida-, pero sí ponerlo en valor, por los beneficios que reporta a la salud, tanto física como emocional. La Organización Mundial de la Salud recomienda vivamente la lactancia materna como alimento exclusivo durante los primeros seis meses de vida e incluso hasta los dos años o más, junto con otros alimentos complementarios, si madre y lactante así lo desean. Sin embargo, no siempre es posible.

En las unidades de cuidados intensivos neonatales, maternidades y hogares hay muchos casos de recién nacidos prematuros, con peso insuficiente o con patologías que, por diferente motivo, no pueden recibir leche de su madre biológica. La existencia y provisión de un Banco de Leche es providencial en estos casos. En el País Vasco ya existe y ahora el ejecutivo ha preparado un decreto que crea el Banco de Leche humana donada de Euskadi y regula el marco normativo que rodea a esta donación voluntaria y altruista, con todas las garantías sanitarias.

El Consejo Económico y Social Vasco ha estudiado el proyecto y anteayer, lunes, el Pleno del CES dio el visto bueno al dictamen elaborado al respecto, que valora positivamente la norma y la complementa con una serie de recomendaciones, como es habitual en nuestros análisis. El Consejo resalta el hecho de que el Centro Vasco de Transfusión y Tejidos Humanos, dependiente de Osakidetza, sea el encargado de gestionar el Banco de Leche, de modo que se evite una posible mercantilización, y considera importante que entre los colectivos lactantes receptores de la donación también se incluyan a aquellos alimentados por su madre biológica, cuando esta nutrición sea insuficiente.

foto2

El valor de la consulta directa para la Estrategia Atlántica

La semana pasada acudimos a Bruselas para presentar en la sede del Comité Económico y Social Europeo el informe preparado por la Red Transnacional Atlántica en el que hace balance hasta el momento de la Estrategia Atlántica de la Comisión Europea. Esta estrategia macrorregional para la fachada atlántica se presentó a finales de 2011 y dos años después se publicó su Plan de Acción 2014-2020, que ahora atraviesa el ecuador temporal y es, por lo tanto, el momento del balance. El título del informe de la RTA es explícito al respecto: “Propuestas de la sociedad civil para una mejor implementación de la Estrategia Atlántica de cara a la revisión intermedia de su Plan de Acción”. La Dirección General de Asuntos Marítimos y Pesca de la Comisión Europea está evaluando el Plan de Acción a medio plazo de su vigencia y, a buen seguro, el informe de la RTA ha de serle útil, como ya lo fue el anterior, que presentamos a comienzos de 2015, en la fase de lanzamiento del Plan de Acción.

En mi entrada anterior, publicada en este blog sobre la presentación del informe de la RTA, destaqué las dos características que, en mi opinión, definen el estudio: la transversalidad en el enfoque y la consulta in situ a los agentes socioeconómicos. El contacto directo de los consejos económicos y sociales con los actores de la vida económica y social de nuestras regiones facilita esto último; una cuestión que quise subrayar ante el auditorio reunido en la capital belga en mi intervención como presidente de la RTA. Allí expliqué que la capacidad de trasladar las inquietudes, expectativas y necesidades de los agentes económicos y sociales de las regiones que componen el Espacio Atlántico supone un activo diferencial de la RTA, que es muy apreciado por las organizaciones socio-profesionales de nuestras regiones, a las que no resulta fácil acceder al entramado europeo. La consulta directa a los agentes es la que nos ha permitido elaborar un informe práctico, con propuestas de mejora sobre las carencias detectadas en la implementación de la Estrategia Atlántica, como el todavía insuficiente grado de conocimiento entre los agentes afectados o la complicada financiación de los proyectos directamente vinculados a la Estrategia Atlántica, al no existir un fondo específico para los mismos.

Página 1 de 25

© 2017 Copyright Consejo Económico y Social Vasco | Euskadiko Ekonomia eta Gizarte Arazoetarako Batzordea