En el texto de presentación que he preparado para la Memoria de Actividades del Consejo Económico y Social vasco correspondiente al año pasado he querido resaltar la intensa proyección exterior que obtuvo el CES vasco en 2017. En febrero asumimos la presidencia de la Red Transnacional Atlántica, que reúne a a los consejos económicos y sociales u organismos análogos de las regiones atlánticas de Portugal, España, Francia, Reino Unido e Irlanda. Y la asumimos con la decidida voluntad de darle un gran impulso, algo que no hubiera sido posible sin la dilatada experiencia del CES vasco en el trabajo colaborativo transfronterizo, en especial, el que viene desarrollando desde tiempo atrás con el CESER de Nouvelle Aquitaine. El año pasado participamos e intervenimos activamente en dieciocho sesiones de trabajo exterior, sobre cuestiones muy diferentes. También ultimamos un interesante informe conjunto sobre innovación y transferencia de tecnología. Con todo, el trabajo conjunto desarrollado en el seno de la RTA que mayor repercusión obtuvo fue el informe “Propuestas de la sociedad civil para una mejor implementación de la Estrategia Atlántica de cara a la revisión intermedia de su Plan de Acción”. Como su propio título indica, reúne el conjunto de propuestas elaboradas por la Red Transnacional Atlántica que fueron presentadas en diciembre del año pasado en Bruselas, ante el Comité Económico y Social Europeo. Propuestas que despertaron un gran interés y que están sirviendo actualmente a las autoridades de la Comisión Europea en la evaluación y revisión del Plan de Acción de la Estrategia Atlántica. Como he subrayado en la introducción de la Memoria de Actividades 2017, el consenso y la seriedad de este trabajo de colaboración internacional ha convertido a la RTA en un interlocutor cualificado en cuantos foros deciden el devenir de la Europa Atlántica.

La prolija actividad exterior desarrollada por el CES vasco en 2017 no debilitó, ni mucho menos, la tarea consultiva que constituye la función troncal del CES. Los plenos, los estudios de iniciativa propia y las decenas de actividades de las diferentes comisiones que subdividen el trabajo diario del Consejo (comisión permanente, comisión de desarrollo social, comisión económica, memoria socioeconómica…) recogen la intensa labor que acredita fielmente nuestra Memoria de Actividades 2017.