Hoy, por la tarde, y mañana, viernes, celebraremos en Bilbao unas reuniones de trabajo con el CESER Nouvelle Aquitaine. Desde tiempo atrás, venimos desarrollando una colaboración interesante y fructífera con nuestros homólogos de esta región francesa representada en el Consejo Económico, Social y Medioambiental de Aquitania, Limousin y Poitu Charentes. La innovación y la transferencia de tecnología en fabricación avanzada son las áreas en que se centra nuestra labor conjunta y en torno a las mismas hemos conjugado el trabajo teórico con las visitas in situ a organizaciones y empresas que son una referencia en su ámbito, tanto a un lado como al otro de la frontera. Así, antes del verano, el pasado mes de mayo, acudimos a Burdeos para conocer de primera mano algunos centros tecnológicos y empresas punteras en fabricación avanzada. Con aquella visita cerramos el ciclo iniciado tres meses antes cuando recibimos en Donostia-San Sebastián a la delegación regional francesa y recorrimos con sus integrantes un itinerario con paradas en centros y empresas vascas destacadas en las materias de interés de nuestro trabajo conjunto.

Las visitas sobre el terreno como las mencionadas enriquecen, complementan y clarifican las propuestas que perfilamos como consejos económicos y sociales. Para la cita de esta semana no hemos programado visitas externas, ya que las sesiones de trabajo de hoy y de mañana tienen un carácter interno. Y también intenso, porque en estos dos días vamos a consensuar el núcleo central de las propuestas finales que presentaremos sobre complementariedad y cooperación entre Euskadi y Nouvelle Aquitaine en el área de innovación y transferencia de tecnología en fabricación avanzada. El objetivo es dejar el grueso de este trabajo de cooperación bilateral completado, de modo que sólo nos quede consensuar el documento final en la última reunión que celebraremos en Burdeos a finales de octubre.