Blog del presidente del CES Vasco

Consejo Económico y Social Vasco

Categoria: jornadas (Página 2 de 5)

Creación de empresas y empleo

Crear empresas, crear empleo

La creación de empresas es un excelente termómetro para medir la recuperación económica. En los dos últimos dos años en España se han creado más empresas de las que han cerrado. Los datos confirman que se ha revertido la situación negativa originada con el inicio de la crisis, como se recoge en un informe realizado por el CES de España, con cuya colaboración el CES de Castilla y León ha organizado recientemente una jornada en Valladolid, a la que hemos sido invitados los demás Consejos Económicos y Sociales. Bajo el título “La creación de empresas en España y su impacto en el empleo”, la jornada reunió a ponentes expertos en la materia y a personas emprendedoras. El diagnóstico compartido fue que la creación de una empresa es un trabajo arduo, que requiere del impulso y compromiso de toda la sociedad, sin trabas que frenen su desarrollo.

Entre otras cuestiones, salió a la palestra el viejo debate en torno al tamaño pequeño de la mayoría de nuestras empresas, con la consiguiente dificultad que ello supone para su internacionalización. Hubo una coincidencia en que el crecimiento real y efectivo del tamaño empresarial sólo se puede conseguir de una manera natural, sin injerencias. No hay una varita mágica para teledirigir fusiones, pero sí es posible realizar un gran trabajo que facilite el contexto que propicie el crecimiento y la creación de nuevas empresas. Al fin y al cabo, la creación de empresas es un compromiso social colectivo, más allá de las personas emprendedoras que asumen esa responsabilidad. A éstas, hay que ofrecerles apoyo y exigirles determinación y fuerza de voluntad en el empeño, sin temor al fracaso. Y sobre esto último, la experiencia personal de uno de los ponentes de la jornada ilustró perfectamente estas virtudes: inició su andadura empresarial con una minúscula ventanilla de cambio de moneda en su pueblo natal, fronterizo con Portugal, hasta que la llegada del euro quebró el negocio; lejos de arredrarse, reemprendió la aventura y, hoy, Global Exchange Group es la segunda agencia de cambios de moneda del mundo, mayoritaria en los aeropuertos internacionales.

Encuentro Elkargi 20170405

El futuro ya está aquí

El encabezado, no por recurrente dejaba de ser prometedor, a la vez que sugerente e inquietante: “El futuro ya está aquí”. Fue el lema elegido por Elkargi para el Encuentro Empresarial de este año -que ya es el vigésimo octavo que celebra- y que tuvo lugar ayer en el Kursaal donostiarra. Nutrida asistencia empresarial, social e institucional, encabezada por el lehendakari que clausuró el acto, y tres ponentes de altura, con otras tantas visiones originales en ámbitos de calado profundo.

En un tono rompedor y visionario, el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, reivindicó un sistema financiero sólido -“recuperadas la reputación y la rentabilidad”-, para un crecimiento sostenible, en el que el uso de la tecnología sea una oportunidad. Sobre esto último ha cimentado su expansión Linkedin. De la intervención de Sarah Harmon, directora de esta red para España y Portugal, me gustó mucho una idea: “El talento no se puede comprar, porque es escaso internacionalmente y muy caro”. En lugar de ello, abogó por buscar el talento en el seno de nuestras propias empresas y organizaciones, en las que aupar y dar oportunidades a un personal motivado. El descubridor de la vacuna contra la malaria, Manuel Elkin Patarroyo completó la terna de ponentes. Defendió con ahínco el empleo de las vacunas como prevención y retó a la industria farmacéutica a desarrollar vacunas sintéticas para hacer frente al más de medio millar de enfermedades infecciosas existentes, frente a a las que sólo existe una veintena larga de vacunas biológicas elaboradas en la actualidad.

Reputación y transparencia; empleo inteligente de la tecnología; búsqueda y reconocimiento del talento; investigación con vocación de servicio a la sociedad… No son malos ingredientes para un futuro que ya ha llegado.

refugiados digitales

Refugiados digitales

Ayer miércoles acudí a Barcelona para asistir a una jornada sobre “Nuevos hábitos de consumo, cambios sociales y tecnológicos”, organizada conjuntamente por los CES de Catalunya y del Reino. Una cita para analizar y debatir las importantes transformaciones socioeconómicas que han tenido su reflejo en el ámbito del consumo en la sociedad española en los últimos años, según se especificaba en la convocatoria.

La jornada, celebrada en la sede del CTESC, el Consell de Treball, Econòmic i Social de Catalunya, no defraudó. Las reflexiones de los ponentes fueron de provecho y se abordaron las aristas de este nuevo tiempo tecnológico y poliédrico que ha generado nuevos hábitos sociales. Nuevos hábitos que se detallan certeramente en el informe elaborado por el CES de España y publicado el año pasado, con cuya presentación comenzó la jornada en la ciudad condal. En mi opinión, la virtud y el interés principal de este trabajo es que refleja nítidamente esos nuevos hábitos de consumo, conformados en un contexto de crisis económica, a pesar de la cual se ha multiplicado la oferta tecnológica, con productos cada vez más sofisticados. El desarrollo espectacular de los smartphones es un buen ejemplo de ello, como las redes sociales digitales lo son de una nueva forma de socialización. Y aquí topamos con la dichosa brecha digital: la que separa a los nativos e inmigrantes digitales de los refugiados digitales, que son aquellas personas que se mantienen al margen de la sociedad de la información, por incapacidad, temor u oposición a los cambios. En España, una quinta parte de la población adulta no usa Internet y entre quienes lo utilizan, uno de cada tres lo hace precariamente.

El Consejo Económico y Social vasco ha alertado en varias ocasiones sobre esta realidad. La sociedad de la información en Euskadi se mantiene lejos de los países de referencia -los del norte de Europa-, e incluso por debajo de la ratio de expansión europea en 2015, que era del 83% en la Unión Europea (Eurostat) y del 81% en la CAPV (Eustat). Esta diferencia, afortunadamente, se ha ido acortando desde 2012, lo que indica que debemos redoblar los esfuerzos para extender la sociedad de la información al máximo posible de la población.

Página 2 de 5

© 2017 Copyright Consejo Económico y Social Vasco | Euskadiko Ekonomia eta Gizarte Arazoetarako Batzordea