La presente Memoria de Actividades refleja las actuaciones del Consejo Económico y Social vasco a lo largo de 2016, un ejercicio atípico, condicionado en buena medida por haber sido un año electoral. Ello ha supuesto, lógicamente, una menor actividad legislativa y, en consecuencia, una disminución en el número de dictámenes realizados por el Consejo.

Sin embargo, la reducción de nuestra labor consultiva no ha supuesto, ni mucho menos, una disminución en la intensidad de la agenda de actividades que realiza el CES Vasco, que ha desarrollado variadas actuaciones en otros ámbitos de actuación, tal y como recoge el presente documento.

En esta recopilación y a modo de síntesis, quiero recordar que el Consejo Económico y Social Vasco ha elaborado y aprobado siete dictámenes y ha celebrado otros tantos Plenos; ocho Comisiones Permanentes; cinco reuniones de la Comisión de Desarrollo Social; una reunión de la Comisión Económica; diez, de la Memoria Socioeconómica; dieciocho reuniones de la Comisión de Asuntos Europeos y catorce más, de la comisión que elabora el Estudio de Iniciativa Propia “La empleabilidad de la juventud en la CAPV y el acceso al mercado laboral desde una perspectiva regional europea comparada”.

A ello se une la labor ininterrumpida de la comisión encargada de elaborar la Memoria Socioeconómica del CES Vasco, una publicación anual que es acogida con expectación por el rigor y minuciosidad con que recoge, analiza y contrasta los principales datos socioeconómicos.

Para el Consejo Económico y Social vasco, los períodos de menor actividad legislativa son una oportunidad bien aprovechada, ya que nos permiten ahondar en materias relacionadas con nuestro ámbito de trabajo, como es el caso del estudio de iniciativa propia mencionado, en el que se aborda un tema trascendente: el empleo y el acceso de las y los jóvenes al mercado laboral en la CAPV. Se trata de un proyecto ambicioso, que explora nuestra situación en este contexto y la refleja y compara con las realidades regionales europeas que nos circundan.

Un trabajo que el Consejo aborda en profundidad y que está elaborando con mimo y dedicación, como testimonian las catorce reuniones de trabajo que se han realizado a lo largo del año 2016. Sin duda, este estudio de iniciativa propia, que estará listo en unos meses, nos permitirá extraer conclusiones de valor para mejorar el acceso al mercado laboral de la juventud vasca.

El ámbito de la cooperación y la actividad relacionada con los asuntos regionales europeos es otra de las áreas que cobra, cada vez, una mayor pujanza y troncalidad en el Consejo Económico y Social Vasco.

En 2016, hemos ocupado la vicepresidencia de la RTA, la Red Transnacional Atlántica de agentes económicos y sociales, que ha desarrollado una agenda ajetreada relacionada con los asuntos de interés compartido por las regiones de la fachada atlántica.

La comisión de asuntos europeos ha celebrado dieciocho sesiones de trabajo, que ha dedicado tanto a sus trabajos de cooperación bilateral con el CESER de Nouvelle Aquitaine en el ámbito de la Eurorregión Aquitania-Euskadi , como a la elaboración, junto con nuestros socios de las regiones atlánticas, de un informe de propuestas y recomendaciones de cara al proceso de revisión de la Estrategia Europea Atlántica. Con esta finalidad, la comisión ha analizado la incidencia de esta estrategia en diferentes sectores de la economía azul de Euskadi y le permitirá trasladar las inquietudes y necesidades de los agentes del sector a sede comunitaria.

En resumen, 2016 ha sido un ejercicio de actividad intensa, a pesar de su atipicidad y, además, ha sido un año especialmente emotivo para el Consejo Económico y Social vasco. De emociones tristes, que han sacudido el ánimo personal y corporativo de esta institución, por la pérdida de dos grandes presidentes: Rafael Puntonet y Javier Mongelos.

El primero nos dejó a finales del pasado mes de julio; apenas cuatro meses después lo hizo el segundo, en los primeros días del mes de noviembre. Javier Mongelos fue presidente del CES entre 1995 y 2000; Rafael Puntonet le sucedió en el cargo, que ocupó entre 2000 y 2005. Entre ambos forjaron una década en la que cimentaron sólidamente las bases y la estructura del Consejo Económico y Social. De su labor fecunda se deriva el rigor y el prestigio que ha alcanzado esta institución, así como la extensión y amplitud de sus ámbitos de actuación. Sin la profusa y positiva labor de ambos presidentes, las actividades del CES -como las que se recogen en esta Memoria 2016-, no hubieran sido posibles. Es nuestra deuda de gratitud, que queremos recordar en estas líneas.

Francisco José Huidobro
Presidente Consejo Económico y Social Vasco