El encabezado, no por recurrente dejaba de ser prometedor, a la vez que sugerente e inquietante: “El futuro ya está aquí”. Fue el lema elegido por Elkargi para el Encuentro Empresarial de este año -que ya es el vigésimo octavo que celebra- y que tuvo lugar ayer en el Kursaal donostiarra. Nutrida asistencia empresarial, social e institucional, encabezada por el lehendakari que clausuró el acto, y tres ponentes de altura, con otras tantas visiones originales en ámbitos de calado profundo.

En un tono rompedor y visionario, el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, reivindicó un sistema financiero sólido -“recuperadas la reputación y la rentabilidad”-, para un crecimiento sostenible, en el que el uso de la tecnología sea una oportunidad. Sobre esto último ha cimentado su expansión Linkedin. De la intervención de Sarah Harmon, directora de esta red para España y Portugal, me gustó mucho una idea: “El talento no se puede comprar, porque es escaso internacionalmente y muy caro”. En lugar de ello, abogó por buscar el talento en el seno de nuestras propias empresas y organizaciones, en las que aupar y dar oportunidades a un personal motivado. El descubridor de la vacuna contra la malaria, Manuel Elkin Patarroyo completó la terna de ponentes. Defendió con ahínco el empleo de las vacunas como prevención y retó a la industria farmacéutica a desarrollar vacunas sintéticas para hacer frente al más de medio millar de enfermedades infecciosas existentes, frente a a las que sólo existe una veintena larga de vacunas biológicas elaboradas en la actualidad.

Reputación y transparencia; empleo inteligente de la tecnología; búsqueda y reconocimiento del talento; investigación con vocación de servicio a la sociedad… No son malos ingredientes para un futuro que ya ha llegado.