Mañana presentaremos en Bilbao el estudio de iniciativa propia que ha realizado el Consejo Económico y Social vasco sobre el acceso al mercado laboral de las y de los jóvenes. El informe “La empleabilidad de la juventud de la CAPV y el acceso al mercado laboral desde una perspectiva regional europea comparada” es un completísimo trabajo que inició hace tiempo el Consejo, que decidió emprenderlo de manera voluntaria ante la relevancia de la cuestión que aborda. Como bien señala el informe, responder con acierto a este reto e implementar adecuadamente el acceso laboral de la juventud es garantía de futuro para cualquier sociedad.

Creo que todas las generaciones han tenido dificultades, grandes o pequeñas, para acceder al mercado laboral cuando les correspondía. Menores, en algunos casos; notables, en la mayoría de ellos. En la actualidad, la situación es harto complicada y un huracán de cambios vertiginosos que coinciden en el tiempo la enmaraña más aún. Todo eso que denominamos revolución 4.0 o contexto 4.0 (la digitalización, las fábricas inteligentes, el big data…) está transformando vertiginosamente la realidad del empleo y del mercado laboral presente y los cambios se acelerarán en el futuro inmediato a un ritmo endiablado de progresión geométrica. El estudio de iniciativa propia elaborado por el CES analiza el impacto y las consecuencias que todo ello está generando en el acceso al mercado laboral de la juventud vasca. El informe analiza en detalle el panorama demográfico, educativo y del mercado laboral en Euskadi y esboza las características que perfilarán el empleo futuro. Y lo hace desde una perspectiva comparada con tres regiones europeas de referencia, situadas en Alemania (Baviera), Bélgica (Flandes) y Reino Unido (Escocia). Un estudio de iniciativa propia que, además, recoge las opiniones de los tres grupos de discusión que han participado en el trabajo y que aportan sus propios matices enriquecedores a esta cuestión trascendental para cualquier sociedad.