Mañana, viernes 29 de junio, el Pleno del Consejo Económico y Social vasco celebrará una reunión en la que rendiremos un sentido recuerdo de homenaje a nuestro compañero Juan Martínez Ordorika, que falleció el pasado día 17 de junio. Juan Martínez Ordorika era un veterano en esta casa y un vocacional del servicio público. Llevaba casi dos décadas como consejero del CES vasco en representación de las Cámaras de Comercio. En concreto, desde el 23 de marzo del año 2000, cuando fue propuesto por la Cámara de Comercio de Bilbao, de cuyo Pleno y Comité Ejecutivo era miembro desde 1998.

Juan era la voz de las Cámaras de Comercio en el Consejo Económico y Social. Aquí enarbolaba, como nadie, la representación, promoción y defensa de los intereses generales del comercio, la industria, los servicios y el sector marítimo, que constituyen la razón de ser de las Cámaras de Comercio. Juan sabía que el trabajo de las Cámaras es relevante para la sociedad. Una labor eficaz, que se desarrolla discretamente y que, en mi opinión, merecería un mayor reconocimiento social a la luz de los buenos resultados producidos. Y puedo decir esto, porque conozco bien esa labor. He sido vocal de la Cámara de Álava durante cuatro años y otros cuatro años más, miembro del Comité Ejecutivo y vicepresidente de esta Cámara de Comercio.

Antes de su dedicación en la Cámara de Comercio bilbaína y en el CES, Juan Martínez Ordorika prestó importantes servicios en la administración pública. Fue viceconsejero de Trabajo y Seguridad Social en los década de los 90 y también, viceconsejero de Seguridad. Luego formó parte de la Autoridad Portuaria de Bilbao, de la Sociedad de Estiba y Desestiba del Puerto de Bilbao y de la Junta Arbitral del Transporte del País Vasco. Descanse en paz nuestro querido compañero.