El prestigio de una organización se labra y consolida a lo largo de los años por el buen hacer de quienes la integran. Esto es bien visible en un servicio público, en el que cada nuevo eslabón prolonga una cadena que, cada cierto tiempo, debe adaptar o ampliar sus objetivos. Rafael Puntonet del Río lo hizo en el Consejo Económico y Social vasco. Bajo su presidencia, el CES extendió su horizonte hacia esa Europa suprarregional que comparte la Fachada Atlántica como referencia y que descubre lo mucho que puede hacer una labor conjunta, colaborativa y coordinada al amparo de una red transnacional. Rafael Puntonet impulsó decididamente esa red, que hoy actúa como un altavoz en defensa de nuestros intereses dentro de la Europa común.
Tras la conclusión de un fructífero mandato, Rafael Puntonet se mantuvo vinculado al CES y así pudimos aprovecharnos del consejo certero de un hombre que creía y defendía, por encima de todo, la virtud del diálogo y de la concertación para hacer frente a los complejos retos de nuestra sociedad. Tenía una predisposición innata para el diálogo, que acompañaba de una voluntad decidida y contagiosa para promoverlo desde el respeto mutuo hasta alcanzar el consenso más amplio posible. Rafa ha dejado una huella indeleble allá por donde ha transcurrido su rico y dilatado periplo profesional y vital. Descanse en paz nuestro querido expresidente y consejero.

Francisco José Huidobro
Presidente del CES
Rafael Puntonet. In memoriam