Hace unos días se celebró en Pamplona la Asamblea General del Arco Atlántico. Una cita en la que los y las representantes de las 29 regiones integradas en el Arco Atlántico eligieron como nuevo Presidente de la Comisión Arco Atlántico para el periodo 2016-201 a Bruno Retailleau, presidente de la Región Pays de la Loire. Junto a las regiones, también estuvieron presentes otras dos redes que actúan en este mismo ámbito geográfico: la Red de Ciudades del Arco Atlántico y la Red Transnacional Atlántica de Agentes Económicos y Sociales, RTA.

La capital navarra nos brindó una excelente imagen cooperativa, en la que cada integrante, desde un ámbito de trabajo diferenciado, aporta su esfuerzo a un conjunto que rema en la misma dirección para conseguir el mayor provecho futuro para el espacio atlántico que compartimos en la Unión Europea. Un espacio al que hemos dotado de una Estrategia Atlántica y para el que hemos definido un Plan de Acción, con un gran número de propuestas que se han transmitido a las instituciones y a los cinco Estados que comparten este plan de acción común.

En esta línea, en el encuentro navarro se aprobaron por unanimidad los nuevos Mensajes de la Comisión Arco Atlántico a los responsables europeos, con vistas a la revisión del marco financiero plurianual prevista en el otoño de este mismo año. Unos mensajes dirigidos a reforzar las sinergias entre las políticas comunitarias y regionales para aumentar su impacto en los territorios atlánticos; unos mensajes, en definitiva, que articulan el conjunto de las acciones emprendidas por la Comisión Arco Atlántico en sus diferentes grupos de trabajo.