Blog del presidente del CES Vasco

Consejo Económico y Social Vasco

Etiqueta: pobreza

MEMORIA

Memoria Socioeconómica 2017: Un año de lenta mejoría

En general, la situación social y económica del País Vasco va a mejor en los últimos años, aunque todavía estamos lejos de recuperar el nivel anterior al de la crisis económica. Mejoran la mayor parte de los aspectos socioeconómicos, pero lentamente. Es la conclusión a la que se llega tras leer las últimas Memorias Socioeconómicas que el Consejo Económico y Social vasco publica anualmente. La última de ellas, correspondiente al año 2017, fue publicada el pasado 10 de julio.
En el texto de presentación que escribí para esa memoria califiqué el año 2017 como un ejercicio positivo, en rasgos generales, para la economía vasca. Crecieron la actividad económica y el empleo, aunque el consumo y la inversión en bienes de equipo registraron una fortaleza menor. También subrayé uno de los déficits preocupantes que apunta la Memoria del CES y que nos sitúa por encima de la media española y europea. Me refiero a nuestra dependencia energética, sobre la que las subidas del Brent nos alertan aún más y pueden retrasar la recuperación. Debemos apostar por un cambio de modelo energético, que sea más eficiente y que sea sostenible. Y avanzar al tiempo hacia una estructura productiva que supere la escasa dimensión actual y nos habilite para crecer competitivamente y recuperar la riqueza y el empleo perdido con la crisis: más de cien mil puestos de trabajo en el cuatrienio 2009-2013; una décima parte del total del empleo en la comunidad autónoma. Con todo, en 2017 mejoraron la mayoría de los marcadores del mercado laboral, así como aquellos que retratan nuestras condiciones de vida, con un sistema de protección social equiparable al de los principales países europeos (aún sin haber recuperado el nivel anterior al de la crisis). En este ámbito, como en el resto, la Memoria Socioeconómica del CES contiene interesantes consideraciones. Sobre alguna de ellas, puntual, volveré en los próximos días.

Pobreza

Hemos iniciado la semana con la celebración del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, una de las muchas fechas del calendario anual a las que las Naciones Unidas rodean con un círculo en rojo para refrescar conciencias dormidas. Este año han apuntado hacia el desiderátum más alto: “Poner fin a la pobreza en todos sus formas y en todo el mundo”.

La pobreza es un fenómeno amplio y complejo que, por una visión reduccionista, se tiende a confundir a menudo con un enfoque extremo, que lo identifica con la indigencia o con una carencia en las necesidades más primarias. Sin embargo, cuando hablamos de pobreza no sólo cuantificamos la insuficiencia de los ingresos en un hogar, sino la situación comparativa en que éste se sitúa con respecto al conjunto del territorio analizado en cuestiones variadas, como el acceso a la vivienda, al trabajo, a la educación, a la alimentación o a la salud y al bienestar.

Así, nos encontramos con resultados aparentemente sorprendentes, como el reflejado por el índice de pobreza y exclusión en Euskadi (15,3% de la población vasca), que es similar al de los países nórdicos europeos más avanzados. Y lo es, porque estos indicadores no refieren valores absolutos sino que se circunscriben a un territorio en concreto, sin que el resultado pueda ser extrapolado, como expliqué en un post anterior.

A pesar de que el mencionado 15,3% de la población constituya un porcentaje relativamente bajo comparado con la media española y europea, refleja que todavía hay 340.000 personas en el País Vasco que siguen padeciendo gravemente las consecuencias de la crisis. Y en este punto debemos preguntarnos si la débil y lenta recuperación económica está o no siendo acompañada de una reducción de las desigualdades; una cuestión que preocupa hondamente al Consejo Económico y Social vasco por las nefastas consecuencias que puedan derivarse en términos de cohesión social, tal y como ha señalado en más de una ocasión.

© 2017 Copyright Consejo Económico y Social Vasco | Euskadiko Ekonomia eta Gizarte Arazoetarako Batzordea