Ayer se celebró la ceremonia de apertura del curso 20108/2019 en la Universidad del País Vasco. La rectora, Nekane Balluerka, presidió el acto en el campus de Leioa, donde reivindicó una universidad basada en la excelencia.

La UPV/EHU tiene una gran responsabilidad ante el reto planteado. No en vano, tres de cada cuatro jóvenes que cursan estudios superiores acuden a la universidad pública en el País Vasco. Desde esta misma semana, más de treinta y tres mil estudiantes acuden a la universidad pública vasca a cursar sus estudios, entre los 86 grados que se ofertan en los tres campus universitarios. Como ha sucedido en cursos anteriores, hay más mujeres que hombres entre el alumnado. Un 55% frente a un 45%. Sin embargo, se sigue produciendo una importante segmentación de género en la elección de los estudios, sobre la que el Consejo Económico y Social vasco ha advertido en diferentes ocasiones. En la universidad -también se reproduce este fenómeno en la formación profesional-, las mujeres no llegan ni a un tercio de las matriculaciones en los estudios técnicos, ingeniería y arquitectura. Ellas optan mayoritariamente por estudios englobados en las ramas de las ciencias, ciencias de la salud, ciencias sociales y jurídicas, y esta elección mayoritaria se mantiene por ahora, año tras año.