Hace unos días, la Comisión de Asuntos Europeos del CES vasco realizó una visita de trabajo al Puerto de Bilbao, donde fue bien recibido por los representantes de la Autoridad Portuaria, que nos mostraron las instalaciones y servicios de esta infraestructura. Hablamos de los retos de futuro y en torno a los proyectos en los que está trabajando la Autoridad Portuaria en relación con la Estrategia Europea Atlántica, materia de interés prioritario para nuestra comisión. Como es sabido, la Comisión de Asuntos Europeos del CES vasco trabaja conjuntamente con sus homónimas correspondientes de la Red Transnacional Atlántica, RTA, para implementar sobre el terreno la estrategia atlántica de la Unión Europea. Ahora está elaborando un informe conjunto, con las recomendaciones y propuestas que serán examinadas en el proceso de revisión estratégica el próximo año.

El Puerto de Bilbao es un eje fundamental para el Arco Atlántico. Fue pionero al impulsar la primera autopista del mar en 2007: una línea Ro-Ro entre Bilbao, Portsmouth y Zeebrugge, que se mantuvo activa hasta 2015. Aquella fue una iniciativa valiente, protagonizada por los agentes de la comunidad portuaria y puesta en marcha por la naviera Transfennica, que salió adelante sin ayudas públicas y que se adelantó a otras que sí las tuvieron, como la autopista del mar Gijón-Nantes, que sólo permaneció operativa durante los dos años que duraron las ayudas europeas.

Una autopista del mar es el trayecto óptimo entre dos puertos, en términos de viabilidad, rentabilidad y plazos de entrega con respecto al mismo recorrido por carretera, con las ventajas derivadas de un menor coste económico en la logística y, sobre todo, de una importante reducción de la contaminación medioambiental. El Puerto de Bilbao tiene un importante papel en el futuro de estas rutas atlánticas, promovidas por la Unión Europea y que, además de acortar las distancias y de reducir las emisiones contaminantes, permiten unos ahorros contrastados de entre el 6,7% y el 18% con respecto al transporte por carretera.